Encuentra lo que te apasiona y vive feliz.

Encuentra lo que te hace feliz en la vida

Si pudieras hacer una cosa para transformar tu vida, yo te recomendaría que fuera encontrar algo que te apasione. Luego, si puedes convertir eso que te apasiona en tu forma de ganarte la vida, ¡qué mejor! Pero el problema muchas veces es, ¿Cómo saber que es lo que me apasiona en la vida?

Si odias ir a trabajar, crees que lo que haces es repetitivo y aburrido y constantemente te quedas sin motivación; tal vez sea momento de buscar una nueva carrera, o al menos, un nuevo empleo. Cuando permanecemos en un empleo que no nos gusta, nos quedamos con la sensación de frustración, infelices y sin aprovechar nuestro potencial.

Imagina levantarte y arreglarte para ir al trabajo, emocionado. Quizás tengas que hacer horas extras, pero eso no te importa porque realmente te gusta tu trabajo y las horas pasan rápido. Estás es un estado mental en el que las horas pasan volando mientras trabajas. Esto es una realidad para muchas personas, para las cuales el trabajo no es en realidad trabajo, sino su pasión; la cuál lleva a las personas a vivir una vida satisfactoria.

Esto suena como un sueño. Y, realmente, permanecerá como un sueño si no nos tomamos el tiempo para encontrar aquello que nos apasiona y lo convertimos en nuestro modo de ganarnos la vida.

Si la cuestión es encontrar tu pasión; lo cierto es que las posibilidades son infinitas y terminan por convertirse más bien en probabilidades si le dedicamos el suficiente tiempo y esfuerzo.

A continuación algunos tips para encontrar nuestra pasión en la vida.

  1. ¿Hay algo que ya amas hacer?

¿Tienes un hobby o hay algo que amabas hacer de niño? Incluso si nunca lo consideraste como una fuente de trabajo, puedes expandir las posibilidades y buscar alternativas. Por ejemplo, si amas pintar, podrías abrir una tienda de suministros o dar clases de pintura.

Si es algo que realmente amas hacer, ya tienes cierta ventaja. La cuestión es realmente darse a la tarea de explorar las opciones que existen y encontrar la forma de ganarse la vida mediante algo que ya te gustaba desde antes.

  1. ¿Qué te gusta leer?

Muchas veces cuando algún tema nos apasiona pasamos largas horas leyendo al respecto. Busca patrones, revisa aquello de lo que haz pasado más tiempo leyendo. Es importante no cerrarse a las posibilidades. Si te hace feliz, puede convertirse en una pasión.

  1. Lluvia de ideas.

Si de plano nada te viene a la mente, toma una hoja de papel y empieza a escribir lo que se te ocurra. Pueden ser ideas aleatorias, dibujos, un listado de cosas que te vengan a la mente, lo que sea. En algún momento esto tendrá sentido.

  1. Pregunta por ahí.

Dedícate a aquello que te apasione

Seguro que conoces a alguien a quien admiras mucho. Si se puede, invita a ese amigo cuyo entusiasmo admiras, aquella prima cuyo optimismo es arrasador o aquel vecino con una iniciativa de diez. Entrevístalos, habla con ellos, hazles preguntas, en fin, escarba en sus mentes. Descubre cómo llegaron a donde están y averigua si creen que ya encontraron su pasión. Entre más ideas intercambies con esa o esas personas, más posibilidades hay de aprender de las experiencias ajenas y tal vez puedas aplicar algo de lo aprendido a tu propia vida.

  1. No renuncies a tu trabajo (aún).

Si crees que ya encontraste tu pasión en la vida no renuncies de inmediato a tu trabajo. Lo mejor que puedes hacer es permanecer ahí mientras determinas cuál será el camino a seguir.

Podrías, por ejemplo, tomar tu pasión como un trabajo extra. De esta forma podrías ir ahorrando poco a poco y después de un año tendrías una suma considerable. Este “colchón” te servirá si decides emprender en tu pasión por tu propia cuenta.

  1. Practícalo por unos meses (o semanas).

Antes de aventurarte en tu emprendimiento lleva a cabo tu pasión como un pasatiempo. De esta forma sabrás si es tu verdadero llamado. Podría ser que, por ejemplo, te fastidies de tu nueva ocupación a los pocos días porque no era lo que creías. Si después de algunas semanas, o meses, sigues sintiendo la felicidad de los primeros días, es probable que sí sea tu pasión.

  1. Investiga, investiga, investiga.

Conoce tanto como puedas de aquello que te apasiona. Es probable que ya sepas mucho, siendo que es un tema que te apasiona desde antes de que te propusieras a encontrarla y dedicarte a ella. Pero siempre se puede saber un poco más. Lee en internet, busca libros, ve videos. Busca información en donde normalmente no lo harías. Puedes también buscar testimonios de otras personas que ya se dediquen a lo que tú quieres. Busca especialmente detalles de su grado educativo, experiencia, comienzo y pide sus consejos.

  1. Estudia tanto como puedas.

Es importante que si estamos considerando dedicarnos a algo, seamos lo más profesionales que se pueda, claro, dentro de nuestras posibilidades. Hay que practicar, entrenar, estudiar y seguir dispuestos a aprender más.

  1. No dejes de intentarlo.

¿Cuál es tu pasión en la vida?

Es probable que no puedas encontrar tu pasión en los primeros intentos. Sin embargo, es importante no rendirse. Sigue intentando. Intenta encontrar tu pasión incluso si ya fallaste algunas veces en ello. Llegará un momento en el que encuentres lo que buscas. Vuelve a empezar, sigue intentándolo y no dejes de aprender. No temas equivocarte. El éxito no suele ser algo que pase de un día para otro.

Roma no se hizo en un día, recuérdalo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *